Prosperando en los tiempos del coronavirus

By 04/12/2020Sin categoría

Kathryn Hayward, MD y David L. Thomas, Jr., JD

(to read this post in English in an earlier version, please click here)

Les escribimos desde Mallorca, España, donde vivimos. El gobierno español ha declarado un segundo confinamiento en todo el país hasta el 26 de abril y ha anunciado la posibilidad de otra prórroga hasta a mediados del mes de mayo. La cuarentena comenzó el 16 de marzo. España se ha guiado por las experiencias en Italia, Corea del Sur, China y otros lugares. Aquí hay un artículo del Boston Globe sobre Italia: Un cuento precautorio .

Debido a que muchas personas nos han contactado con preguntas sobre cómo cuidarse durante estos tiempos difíciles, nos gustaría compartir con vosotros algunos pensamientos y recomendaciones de salud de International Integrators para vivir con la crisis del coronavirus y asumir el proyecto de aprender a prosperar en este nuevo mundo.

Nos referimos a esto como una crisis porque la pandemia de coronavirus ha cambiado rápidamente cada una de nuestras vidas y, para muchas personas, eso crea sentimientos de crisis. Las personas no suelen tomar de manera cómoda los cambios repentinos. De hecho, la mayoría de nosotros odiamos el cambio repentino. Somos criaturas de hábitos, y nos gusta mantener nuestros hábitos.

Uno de los retos en la vida es aprender como hacer más que sobrevivir … aprendiendo a prosperar, a vivir una vida significativa, conectada y alegre. Muchas veces no podemos controlar nuestro entorno externo, y estando en medio de una pandemia realmente hace que esto sea claro. Sin embargo, podemos trabajar con nuestros entornos internos, aprender a aceptar lo que no se puede cambiar en el entorno externo y cambiar lo que sí podemos.

El país de Italia ha estado en cuarentena durante algunos días. Aquí podéis ver cómo algunos confinados en sus hogares italianos están inundando sus ambientes externos con la alegría de la música.

Cantar y bailar son formas de avanzar y prosperar dentro de las limitaciones del entorno externo. Si adoptamos el proyecto de aprender cómo prosperar, tenemos cierto control sobre la forma en que escogemos a adaptarnos a los cambios en nuestro entorno externo.

Nos basamos en nuestra creatividad, nuestra inventiva, nuestro humor, nuestro libre albedrío al enfrentar la realidad de nuestra situación actual y sentir las emociones que surgen. Podemos sentirnos ansiosos, frustrados, enojados, culpables. Podemos estar asustados y colapsar. Nosotros podemos buscar aspectos positivos en una situación preocupante y triste. Todas estas son formas legítimas, comunes y comprensibles de responder a la crisis del coronavirus.

También podemos optar por cultivar cualidades que nos permiten ajustarnos a y adoptar el proyecto de aprender cómo prosperar en este nuevo mundo nuestro.

Para cultivar cualidades que ayudarán a prosperar, aquí hay algunas preguntas que podemos hacernos a nosotros mismos…

  1. ¿Cómo describo mi nuevo mundo?
  2. ¿Cómo nos sentimos yo y los demás acerca de nuestro nuevo mundo?
  3. ¿Cómo puedo aprender, crecer y prosperar en este nuevo mundo?

¿Cómo describo mi nuevo mundo?

Evito el contacto físico. La forma en que interactúo con los demás ha cambiado. Practico el distanciamiento social.

  • Ya no le doy la mano a la gente.
  • Evito besos en las dos mejillas (relevantes para los saludos europeos).
  • Evito abrazos, tomando la gente de la mano – realmente cualquier contacto físico fuera de mi casa o con cualquier persona a quien creo que pueda estar infectado o llevar el coronavirus.
  • No voy a grandes eventos/reuniones.
  • Mi capacidad de viajar puede estar limitada.
  • No interactúo con las personas de la misma manera que lo hice antes en el trabajo o en entornos sociales.

Limpio en profundidad mi casa y doy por sentado que tengo que tomar precauciones fuera de mi casa. Partículas de virus lanzadas por tos o estornudo perduran en el aire o en superficies, incluyendo ropa, por tiempo suficiente para infectarnos cuando las inspiramos o las tocamos y entonces nos tocamos la cara.

  • Pongo guantes cuando sea posible. Si no tengo guantes desechables, uso guantes lavables y los lavo cuando esté en casa. Si no llevo guantes:
    • uso un pañuelo o el nudillo para tocar superficies comunes fuera de casa como interruptores, los botones de ascensores, etc.
    • Abro puertas con el puño cerrado o la cadera. No me agarro de la maneta con la mano salvo cuando no haya otra manera de abrir la puerta.
    • Uso toallitas desinfectantes cuando estén disponibles, incluso para limpiar el mango y la silla para niños del carrito en el supermercado.
  • Toco el dispensador de gasolina y las superficies en baños públicos con papel de cocina, pañuelos o guantes.
  • Me lavo las manos a menudo con jabón por 20 segundos y siempre cuando vuelvo a casa (lavando las manos es la manera más efectiva de quitar el virus). Utilizo un desinfectante de manos con más de 60% de alcohol después de tocar superficies en el mundo externo y lavándome las manos no es una opción. Si ni puedo usar un desinfectante ni puedo lavarme las manos soy diligente en no tocarme la cara.
  • Limpio mi móvil frecuentemente con desinfectante (lejía diluida o alcohol) y lo uso solamente después de lavarme las manos.
  • Me cubro la cara con una máscara o bufanda para recordarme de que no debo tocarme la cara.
  • Ya no llevo en casa los zapatos que llevo fuera de casa.
  • Lavo a diario la ropa que he llevado fuera de casa.

Historias de prosperar:

Disfruta este corto vídeo musical, emitido por el Departamento de Salud Vietnamés, dando un mensaje de acción, calma, divertimiento, conexión, colaboración y alegría. Subtítulos se han añadido en inglés.

Este vídeo musical provocó un desafío de baile de TikTok (otro vídeo corto y bullicioso)

Gloria Gaynor grabó un vídeo TikToc de ella lavándose las manos a base de su canción “Yo Viviré” desafiando a otros a lavarse las manos por un mínimo de 20 segundos tocando su canción.

¿Cómo nos sentimos yo y los demás acerca de nuestro nuevo mundo?

Veo que mis interacciones con otros están dominadas por sus sentimientos y los míos acerca de la crisis del coronavirus. Todos estamos hablando de ella.

  • Reconozco que cada persona tiene una manera diferente de comunicar sus sentimientos relacionados a la incertidumbre y disrupción causadas por la crisis de coronavirus. Muchos sienten miedo. Muchos sienten dolor.
  • Entiendo que el miedo y el dolor provocan la tristeza y rabia en muchas personas. Algunos echan la culpa a otros y los atacan. Algunos expresan sus sentimientos con violencia y amenazas.

Historia de prosperar: Una colega de nosotros que se llama Denise trabaja en un herbolario. Desde el principio de la crisis de coronavirus, el herbolario ha experimentado un aumento en gente estresada buscando “remedios naturales”. La tienda no ha tenido personal suficiente. Un día Denise estaba tomando su almuerzo de sopa caliente en caja porque no había otra persona de relevo durante su descanso. El vapor de la sopa hizo que su nariz goteaba y se sonó la nariz, desinfectándose las manos después y antes de atender a una mujer que era el próximo cliente. La mujer la miró con horror, diciendo “¡Ud. acaba de sonarse la nariz cerca de mi! ¡Me vas a dar el coronavirus! ¡Si me enfermo voy a poner un pleito a Ud. y a los dueños de la tienda!” Denise inspiró profundamente y, en una voz tranquila, aseguró a la mujer que era el vapor de la sopa caliente que provocó la necesidad de sonarse la nariz. La mujer no se pudo tranquilizar y se lanzo a una letanía de miedos y rabia, enfocada más que nada en su edad (84) y como acabó de perder los ahorros de toda la vida en el derrumbe bursátil. Denise continuó respirando profundamente mientras cobraba las compras de la mujer, escuchándole y ofreciendole palabras reconfortantes. Después de que la mujer hubiera salido de la tienda, Denise practicó respiración consciente y Jin Shin Jyutsu (véase abajo) para limpiarse de la energía que la mujer le había transmitido.

¿Qué puedo hacer?

  • Acepto responsabilidad por mis sentimientos. Los reconozco, hablo de ellos, los expreso y los aclaro.
  • Dejo que otros se cuiden de sus propios sentimientos.
  • Escucho generosamente cuando otros me invitan a hacerlo.
  • Soy bondadoso y compasivo conmigo y con otros.
  • Sé que el miedo y el dolor impulsan el comportamiento y que el miedo y el dolor suelen ser aliviados por compasión y bondad. Me muevo en el mundo preparado para disipar el miedo y el dolor que encuentro. Aunque evito contacto físico, expreso bondad con mi sonrisa, mi expresión cariñosa, con humor moderado, con palabras reconfortantes.
  • Decido no meterme en conflicto con otros cuando esté invitado. Se necesitan dos para pelear.
  • Cuando sea necesario me resguardo y me protejo de la culpa que otros me echen y de su comportamiento violento.
  • Entiendo que el estrés impide a que nuestros sistemas inmunológicos funcionen al nivel óptimo. Hay mucha evidencia científica que secunda esta conclusión (véase abajo).

Para respaldar mi sistema inmunológico:

  • Duermo lo suficiente.
  • Mi comida es de plantas integrales/enteras.
  • Bebo muchos fluidos (agua, infusiones, zumos).
  • Tomo al menos una taza de sopa de miso a diario (receta abajo).
  • Me muevo el cuerpo conscientemente y a menudo.
  • Disfruto estar en la naturaleza.
  • Me relajo.
  • Escucho música.
  • Bailo.
  • Canto.
  • Simplifico mis rutinas y expectativas.
  • Leo.
  • Disfruto de juegos.
  • Cultivo actitudes de ser ágil y flexible, de ser capaz de reaccionar rápidamente al cambio.
  • Disfruto de películas, vídeos de YouTube y podcasts en la privacidad de mi casa.
  • Rio y hago bromas facilmente. Disfruto.
  • Medito.
  • Practico mindfulness (atención plena).
  • Practico otras formas de autoayuda (por ejemplo, Jin Shin Jyutsu).
  • Regulo el ritmo de mi exposición al ciclo 24/7 de noticias y tomo otras medidas para protegerme de información estresante que no contribuye a mi proyecto de aprender cómo prosperar en este nuevo mundo.

Si me pongo enfermo mantengo contacto con mi médico y practico los siete elementos adicionales de autoayuda que respaldan mi sistema inmunológico (del blog de Kathryn—véase abajo):

  1. Bebo muchos fluidos (agua, infusiones, zumos). Sé que estoy bebiendo lo suficiente si tengo que orinar cada 30 a 60 minutos.
  2. Inhalo vapor cada hora. Hiervo un cazo de agua. Una vez que hierve añado 1 a 2 gotas de aceite de eucaliptus y aceite de árbol de té, e inhalo el vapor 1 o 2 minutos cada hora.
  3. Pongo el vaporizador en marcha al lado de mi cama mientras duermo. Lo desinfecto con regularidad.
  4. Tomo guaifenesina sin otros aditivos a la dosis máxima para mi edad. Aseguro que el preparado sólo contiene guaifenesina y ningún otro ingrediente.
  5. Escucho a mi cuerpo y descanso mucho.
  6. Aumento a tres veces diarias mi consumo de sopa de miso (receta abajo).
  7. Practico autoayuda de Jin Shin Jyutsu (véase el blog para una foto y descripción, y también otras referencias abajo).

Los síntomas del nuevo coronavirus son tos, fiebre y dificultad respiratoria. Puede causar diarreas. Para los de nosotros cuyos sistemas inmunológicos están ocupados gestionando diabetes, enfermedades de pulmón o del corazón, cáncer, SIDA y otras condiciones crónicas, los síntomas pueden progresar a bronquitis o neumonía. Dificultades respiratorias y empeoramiento de otros síntomas son razones para llamar a su médico para consejos.

¿Cómo puedo aprender, crecer y prosperar (“thrive”) en este nuevo mundo?

Escribir esta pregunta en un papelito y pegarla a tu espejo.

Cada mañana cuando te levantes, mírate a los ojos en el espejo y hazte esta pregunta. Empezando tu día con esta pregunta abrirá tu corazón y tu mente a posibilidades que tal vez no habrás pensado. Preguntando “¿Por qué?” invita entrar en nuestras vidas el flujo de nuevas ideas, nuevas oportunidades para aprender, nuevas personas, nuevas soluciones, que llamamos sincronicidades. Tal vez ahora encontrarás tiempo para empezar tu práctica de meditación, de Jin Shin Jyutsu, del yoga o de otra modalidad de autoayuda.

Os animamos a mantener un diario, formar pequeños grupos de videoconferencia, participar en terapia si la necesitáis, y mantener contacto con personas con quienes podéis explorar esta pregunta.

Nosotros y todo el personal de International Integrators os enviamos un abrazo bien caluroso y amor durante este período de incertidumbre y retos. Nos gustaría oír cómo os van vuestros proyectos de aprender cómo prosperar en este nuevo mundo. Estamos a vuestra disposición para ayudar en cualquier duda.

Sentiros libres de compartir esta carta con otros si os parece que les pueda ayudar.

Otros recursos para considerar

Sobre el estrés, la inmunidad y la enfermedad: Cuando Kathryn estaba estudiando en la facultad de medicina entre 1982 y 1986, un equipo de investigadores de Ohio State University School of Medicine liderado por Janice Kiecolt-Glaser y su esposo Ronald Glaser descubrieron vínculos entre las fechas de examenes de estudiantes de medicina, sus niveles de células inmúnas (células T y NK) y el patrón del desarrollo de enfermedades del tracto respiratorio superior. Sus investigaciones demostraron que, cuando los estudiantes tenían el estrés de estudiar para examenes, los niveles de sus células inmunas bajaban y había mayor probabilidad de que los estudiantes se enfermaran. El trabajo de estos científicos inspiró décadas de investigaciones que confirman vínculos entre el estrés y la enfermedad. Por vuestra información, estos son algunos artículos científicos y un artículo reciente del periódico New York Times.

Stress Weakens the Immune System (American Psychological Association, 2006)

Modulation of Cellular Immunity in Medical Students (Journal of Behavioral Medicine 1986)

Can I Boost My Immune System? (New York Times, March 10, 2020)

Jin Shin Jyutsu-Autoayuda:

Libro: Alice Burmeister, El toque saneador

Vídeo: Jin Shin Jyutsu Finger Holds

Receta: Sopa de Miso:

Hervir agua. Pon algas wakame troceadas en una taza. Añade agua hervida. Entonces añade una generosa cucharadita de postre de miso no pasteurizado (fermentado un mínimo de 18 meses). Agitar y disfrutar. Miso contiene probióticos beneficiosos que pueden ayudar a mantener el sistema inmunológico vital de tu intestino equilibrado y fuerte.

Los siete elementos de autoayuda para un virus:

Blog de Kathryn de la página web de International Integrators.

Kathryn Hayward, MD participó en el establecimiento y desarrollo de International Integrators porque le encanta colaborar con otros que comparten su vision de salud integrativa a nivel mundial. Aporta a la misión de International Integrators su experiencia en la práctica de medicina convencional como internista y médico de atención primaria del Hospital General de Massachusetts y la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, y en la práctica de Salud Integrativa. Kathryn se maravilla del poder de la acción concertada y consciente con otras personas afines para manifestar el cambio, y le agrada contribuir a estos esfuerzos.

 

 

David L. Thomas, Jr., JD participó en el establecimiento y desarrollo de International Integrators de concierto con sus deseos apasionados para cambiar la manera en que cuidamos a nosotros mismos y a otros, y la manera en que nos relacionamos con y afectamos nuestro ambiente natural. Contribuye al esfuerzo colaborativo de indentificar, tutelar y apoyar líderes en el campo de Salud Integrativa, aportando su experiencia como abogado y empresario, y sus conocimientos en el campo de la nutrición y su especializacíon en la cocina y la comida saludable a base de plantas. David posee título universitario de Haverford College especializandose en literatura española, un doctorado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Georgetown y un certificado en nutrición a base de plantas del Centro T.Colin Campbell para Estudios Nutricionales y la Universidad de Cornell.

 

Leave a Reply